Los xhosa son un grupo étnico sudafricano. Tienen su origen en el antiguo pueblo Nguni, cómo los zulúes,  hasta que emigraron hacia el sur donde se encontraron con los Khoisan: allí ambos pueblos convivieron durante siglos, generandose una cultura propia que acabaría asentándose en la costa sur sudafricana.

Los adivinos y novicios (Aprendiz de adivino) Xhosa, al igual que los chamanes, tienen un estrecho vínculo con su pueblo, y recurren a ellos para tratar dolencias tanto físicas cómo espirituales.

 

Los sueños, las voces de los ancestros

Al igual que los Nguni, los Xhosa consideran que los sueños son la prueba definitiva de la existencia de sus ancestros, quienes intervienen e influyen en ellos.

No es difícil entender por qué los sueños se asocian con los antepasados: Tales experiencias ocurren en un espacio liminal apartado de la vida rutinaria en otro mundo, inferior o subliminal, más allá de la consciencia despierta y en los límites del inconsciente.

El sueño es un regalo otorgado por los antepasados.

 

Los aprendices están predispuestos a soñar con los antepasados, los rituales tradicionales y las plantas medicinales. Los antepasados suelen cambiar de forma en sueños, apareciendo por primera vez como bestias salvajes y más tarde como padres o abuelos que reclaman la realización de rituales tradicionales olvidados (dejar de realizar rituales ancestrales, puede ser muchas veces el origen de una patología).

“Un adivino ve cosas en sus sueños y oye con sus oídos cosas que van junto con su sangre: Es un espíritu, y es ese espíritu el que controla a uno”

Sueños proféticos

Los novicios Xhosa suelen encontrar a su maestro en sueños. Muchos han informado tener un sueño profético de un adivino en particularal que no conocían; Cuando el aprendiz va al lugar del sueño, suele encontrar al adivino e inician una relación de iniciado-maestro.

De hecho, es preferible que se sueñe con el adivino iniciador. Se considera particularmente auspicioso ya que tal sueño manifiesta la voluntad de los antepasados.

No solamente los adivinos son mostrados en sueños, si no que también los son las plantas medicinales, las plantas de los sueños (Uwulu) y su ubicación, desconocida hasta ese momento por el soñador.

La iniciación está muy marcada por los sueños; Se da mucha importancia a la sincronicidad entre un sueño, visión o intuición y que éstos se cumplan.

De hecho, el aprendiz informa rutinariamente de sus sueños al adivino, quien puede seguir la evolución espiritual de su alumno, observar cómo interpreta los sueños y si los mensajes que recibe son proféticos o no.

Cuando el alumno no sabe interpretar un sueño y acude al maestro insistentemente pueden pasar dos cosas: Que lo regañen o que se le aconseje el uso de plantas o raíces onirogénicas.

Suele aconsejarse el uso de estas plantas para provocar otro sueño que arroje luz sobre el primero y le ayude a interpretarlo.

Ubulawu, las plantas de los sueños

El término ubulawu se usa en general para denominar hierbas de los sueños; Pueden ser plantas que se ingieren (Cómo la Silene Capensis) pero también plantas que usan sólo para lavarse y purificarse (Cómo Nymphaea Capensis)

Los Xhosa sueñan tanto con plantas medicinales que desconocían hasta ese momento cómo con sus ubicaciones.

Los sueños que involucran plantas suelen ser breves y concisos, no tienn por qué involucrar antepasados y muestran la planta que necesitan usar y el lugar en el que se encuentra. 

“Cuando el adivino necesite arrancar una raíz, verá claramente dónde crece en un sueño”

Los distintos tipos de onirógenos se distinguen según dónde crecen (Río, bosque o pastizales) y cada uno de los diversos tipos de ellos está vinculado a un animal salvaje en particular y, por extensión, a su piel. Estas conexiones tienen un significado ritual en el tratamiento e instauración de líderes de clanes, consejeros, adivinos o herbolarios.

No todos los sueños significativos están relacionados con el uso de estas plantas, ya que los adivinos tienen sensibilidad onírica desde la infancia.

El uso de las plantas de los sueños para los adivinos y novicios Xhosa

No se usan estas plantas tanto para provocar sueños, sino para arrojar luz blanca sobre ellos (ukukhanya okumhlophe), haciéndolos más vívidos y memorables.

Se hace un gran uso de plantas y raíces onirógenas cuando los adivinos Xhosa se inician. Los ritos iniciáticos suelen involucrar varios días de ayuno en los que solamente se ingieren plantas de los sueños, realizando así una purificación del cuerpo y potenciando su mundo onírico .

A diferencia de las plantas psicoactivas, las plantas onirógenas no provocan ninguna alteración en la vigilia, solamente actúan mientras el consumidor duerme.

Tanto los adivinos cómo los aprendices de este estudio coincidieron que los sueños lúcidos, incluso proféticos, eran los principales efectos de la ingestión de raíces de ubulawu.

Una vez los adivinos aprenden a prestar atención a los sueños y comprender su significado, la ingestión de estas plantas se hace innecesaria en lo relacionado con los sueños, aunque sigue usándose de manera ritual, sobretodo en abluciones (Limpiezas).

 

Y tú, ¿Conocías la importancia de los sueños para esta tribu?

 

Bibliografía: : Manton Hirst (2005) Dreams and Medicines: The Perspective of Xhosa Diviners and Novices in the Eastern Cape, South Africa, Indo-Pacific Journal of Phenomenology,
5:2, 1-22, DOI: 10.1080/20797222.2005.11433901

Share

Post comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Subir

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Languages »