El CBD como complemento para contrarrestar los efectos secundarios en el tratamiento para el cáncer:

 

El aceite de CBD y otros derivados del cannabidiol tienen un gran potencial para paliar efectos secundarios de los medicamentos y tratamientos convencionales para el cáncer. Los pacientes que reciben tratamientos contra el cáncer como la quimioterapia o la radioterapia, a menudo experimentan efectos secundarios desagradables, y el CBD puede ayudar a aliviar algunos de estos síntomas.  Como publica el Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos, se ha  demostrado que el CBD y el THC podrían mitigar los síntomas de personas con cáncer; y sobre todo se ha considerado que estos cannabinoides son unos componentes que contrarrestan los efectos negativos de la quimioterapia.

Náuseas y vómitos: La quimioterapia a menudo provoca náuseas y vómitos. El CBD ha demostrado tener propiedades antieméticas, lo que significa que puede ayudar a reducir estos incómodos efectos secundarios. El THC es más potente y efectivo, pero el hecho de que el CBD no sea psicoactivo lo hace más interesante, aunque lo ideal es una combinación de distintos cannabinoides.

Dolor: El cáncer y sus tratamientos pueden causar dolor crónico, insistente y que dificulta mucho poder llevar una vida digna. El CBD tiene propiedades analgésicas y antiinflamatorias. Es efectivo reduciendo ese dolor, y otra vez, más efectivo funcionando junto contra otros cannabinoides, sobre todo el THC. Hasta que no haya una mejor regulación, nos tenemos que conformar con productos con alto contenido en CBD y muy reducidos en THC.

Ansiedad y depresión: Con lo difícil y duro que es pasar por un cáncer es muy probable que aparezca ansiedad, depresión y estrés asociado al tratamiento y a la propia naturaleza de la enfermedad. El CBD, con sus propiedades ansiolíticas puede ayudar a reducir la ansiedad y promover un estado de ánimo más positivo. El aceite de CBD también puede ayudar a conciliar el sueño y así poder descansar mejor.

 

Uso de aceite CBD para el alivio de los efectos secundarios del tamoxifeno:

 

El tamoxifeno es un medicamento que se utiliza comúnmente en el tratamiento del cáncer de mama, específicamente en casos de cáncer de mama con receptores hormonales positivos. También puede usarse para reducir el riesgo de cáncer de mama en mujeres con alto riesgo de desarrollar la enfermedad.

Aunque es muy efectivo puede causar efectos secundarios molestos que contribuyen a la falta de constancia con la administración del tratamiento y disminuyen la calidad de vida de los pacientes. Investigadores del Departamento de Oncología Médica del Erasmus MC Sophia, en Roterdam, Países Bajos, llevaron a cabo un estudio  en el que concluyeron que el aceite de CBD podría aliviar algunos de estos síntomas.

Para evaluar la eficacia del CBD en la mitigación de los efectos secundarios, los investigadores realizaron un muestreo farmacocinético y una evaluación de los efectos adversos tanto al inicio de la administración de aceite de CBD como 28 días después.

Utilizando la subescala endocrina del FACT-ES, un cuestionario diseñado para evaluar los efectos secundarios, se observó una mejora clínicamente relevante de 6.7 puntos. Además, la calidad de vida relacionada con la salud mejoró en 4.7 puntos después de la administración de CBD. Importante destacar, no se encontró un cambio significativo en la biodisponibilidad del tamoxifeno.

Potencial antitumoral de los cannabinoides

Expertos han afirmado que algunos principios activos del cannabis tendrían potencial antitumoral. 

Así lo han demostrado varios estudios preclínicos realizados con animales: Los principales cannabinoides pueden controlar el crecimiento tumoral. Producen la muerte de células tumorales, pueden inhibir la irrigación de vasos sanguíneos en un tumor (impidiendo que tenga nutrientes y oxígeno y que crezca), y pueden disminuir la capacidad de las células tumorales para migrar a otro tejido y producir la metástasis.

 

Efectos y resultados del tratamiento del cáncer con CBD en personas

Que el CBD puede ser de ayuda combatir el cáncer en personas es una conclusión extraída de los buenos resultados obtenidos en los experimentos con animales, pero aún no se han realizado suficientes estudios clínicos con personas como para ponerlos en práctica. De hecho, hay muy pocos ensayos clínicos donde se estudia el papel del CBD como agente antitumoral.

Uno de los más relevantes  se hizo a 177 pacientes con cáncer en el cerebro (glioblastoma). En este caso se combinó el Sativex (fármaco que contiene THC y CBD)  con otros fármacos. Se llegó a la conclusión de que el Sativex y el THC, por sí solos, produjeron una significativa mejoría del dolor de los pacientes. No se pudo concluir nada sobre el freno en la reproducción de células cancerígenas.

Una investigación liderada por la Universidad Complutense de Madrid ha descubierto cómo, utilizando para ello el principal componente activo del cannabis, el THC, puede provocar la muerte celular en un proceso en el que la célula recicla sus componentes.

En estudios in vitro y en ratones, los investigadores han comprobado el potencial de este cannabinoide a la hora activar la autofagia, lo que podría abrir la puerta a nuevas terapias.

Los estudios que se han llevado acabo hasta la fecha indican que el THC es el fitocannabinoide que tiene una acción antitumoral más potente. También se ha visto que la combinación de THC y CBD en una proporción 1:1 permite reducir las dosis de THC necesarias para producir un efecto antitumoral en modelos animales de glioma.

 

Conclusiones y reflexión:

El potencial de la planta de cannabis en la cura para el cáncer y como paliativo para los efectos secundarios derivados de su tratamiento, está ahí. Hay evidencias, hay estudios, hay testimonios pero falta más investigación.

Aunque el avance en este campo ha sido enorme en los últimos años, aún hay ciertas reticencias, debido a la demonización que se ha hecho sobre la planta durante décadas.

Aquí lo importante son los pacientes, las personas que sufren, y sería absurdo negarles una gran ayuda al alcance de nuestras manos, si al final tanto freno se trata de debates anticuados y absurdos sobre los «peligros de la droga». (Nótese el tono irónico)

Evidentemente hay que hacer las cosas bien, y negar la existencia de efectos adversos no procede. Simplemente, a nivel personal, me choca que haya siempre tanto debate negativo alrededor del cannabis con fines medicinales, cuando no los hay con miles de medicamentos que aparecen constantemente en el mercado a diario, y a nadie le importan los efectos secundarios mientras sean efectivos.

—————————————————————————————-

Referencias y enlaces:

 

https://www.ucm.es/otri/un-cannabinoide-acaba-con-celulas-tumorales-gracias-al-reciclaje-celular

cannabismagazine

https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/37543688/

Fundación Canna

 

Share

Post comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Subir

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Languages »